Doctor Fernando fonseca

"Sólo se pierde la batalla que se abandona"

 

 

El Dr Fernando Fonseca

Fernando Fonseca Mañez (Caspe 1946/ Barcelona 2014), Cirujano Ortopédico que decidió entregar sus manos y su corazón a los niños más desfavorecidos del planeta.

Pasó su infancia en Marruecos donde conoció a Alí, un niño bereber, que se convirtió en su mejor amigo. A los pocos años su amigo enfermó y murió, por su origen y por ser pobre. Con tan sólo 7 años Fernando sintió en su corazón el primer golpe terrible. Este hecho marcaría su vida para siempre.

Apasionado del cine descubrió, años después, la película de Akira Kurosawa «Barbarroja», un film que muestra la vida de un médico que dedica su vida a atender a los más desfavorecidos. Este film le indicó el camino a seguir. Ser médico de pobres, y no se apartó de él hasta el fin de sus días.

Sus primeras acciones se encaminaron a atender a las personas necesitadas en barrios marginales o que se encontrasen en condiciones de exclusión o abandono.

«Seremos más humanos si somos cooperantes y llevamos a nuestra cotidianidad unas relaciones con nuestros iguales y con nuestro entorno menos agresivas y más participativas, desterrando toda forma de discriminación y miseria. Sin cooperación no hay progreso»

Doctor Fernando Fonseca

Su participación activa en Cooperación Internacional como Cirujano Traumatólogo y Ortopeda, se desarrolló por todo el planeta: los Balcanes, Oriente Medio, África, América Latina y Asia.

En España realizó una amplísima labor atendiendo a desfavorecidos económicamente, marginados, prostitutas, emigrantes,… el cuarto mundo. También dio un gran impulso a la formación de cooperantes y a la sensibilización.

«Sin pies no hay movimiento, sin manos no hay libertad, sin ojos no hay luz»

A causa de su pasión por la imagen, utilizó el video y la fotografía para documentar su actividad y denunciar los efectos de la guerra, la pobreza y la exclusión social.

En el 2005 creó su propia productora junto con su compañera Fina Sensada. Juntos realizaron trabajos de sensibilización para Cine y Tv uniendo Manos que curan y Ojos que miran, hasta el final.